Compartir

Tal vez eres como yo que pasas la mayor parte de tu día fuera de tu casa. O te mantienes muy ocupado y no tienes tiempo para dedicarte a realizar un gran almuerzo. Pero aún así no quieres pasar a un restaurante de comida rápida.

Te comparto algunas recetas saludables pero rápidas y fáciles de hacer que te ayudarán a mantenerte lleno de energía.

  1. Sándwich de ensalada de atún

Es mejor si utilizas atún en agua o si es aceite asegúrate que sea de oliva. Este contiene grasas más saludables en comparación con otros aceites.

El procedimiento es bastante sencillo. Comienza drenando el atún. Luego coloca en cada rebanada de pan integral una pequeña cantidad de mostaza y mayonesa (que sea baja en colesterol).

Finalmente coloca entre ambas rebanadas los demás ingredientes que desees. Algunas de las opciones pueden ser:

  • ½ aguacate
  • 4 hojas de lechuga romana desinfectada
  • 4 rodajas de cebolla
  • 2 rebanadas de queso panela
  • 4 rojadas de jitomate

Hacer este tipo de sándwich te tomará si mucho 10 minutos. Bastante rápido, ¿no crees?

  1. Pollo al vapor

El pollo es una fuente rica en proteínas y baja en calorías siempre y cuando se prepare de manera adecuada. En lugar de freírlo es aconsejable cocinarlo al vapor. Para esto puedes utilizar una vaporera o una olla con una rejilla.

Puedes utilizar sal y pimienta para cocinar la pechuga de pollo o bien especias para agregarle sazón de una forma más sana. Al mismo tiempo puedes cocer arroz debajo del pollo para que los jugos de este caigan sobre el arroz y le den un toque diferente a su sabor.

Acompaña tu plato con vegetales salteados y una deliciosa bebida natural como jugo de tamarindo, horchata o rosa de jamaica.

  1. Ensalada Tabule

El preparar ensaladas siempre es una de las opciones más fáciles y rápidas. Sin embargo si no se utilizan los ingredientes adecuados pueden llegar a convertirse en un plato no tan saludable.

En esta ocasión te compartiremos sobre la ensalada Tabule o Tabbouleh. Conocida también como ensalada libanesa de cuscús, la cual es una receta de cocina árabe muy popular. Puede estar hecha a base de Bulgur o cuscús. Ambos se consideran como sémola de trigo.

No es la típica ensalada de tomate y lechuga. En cambio es un platillo sano, ligero pero al mismo tiempo exótico y delicioso. Para elaborarlo debes seguir los siguientes pasos:

  • Calentar 200 ml de caldo de verduras con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta negra molida.
  • Al momento de hervir se retira del fuego y se agrega el Bulgur o cuscús (200 gramos), dejando hidratar por 5 minutos tapado con un paño.
  • Agregar una cucharada de aceite de oliva y se revuelve.
  • Cortar la verdura en cubitos (1 tomate, 1/2 pepino, 2 pimientos mini, aceitunas negras, hierbabuena).
  • Mezclar los ingredientes.
  • Agregar zumo de limón, sal, vinagre y aceite de oliva extra virgen.
  1. Quesadillas


Esta es una receta muy sencilla, lo que debes hacer es llenar tortillas integrales con queso panela y calentarlas en un sartén. Cúbrelas con un aderezo hecho a base de mantequilla de maní, salsa inglesa y limón. Puedes acompañarla con vegetales salteados como espárragos.

¿Qué opinas de estos platillos? ¿Qué otros agregarías a la lista?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here